RAK SAENG Escuela masaje tradicional tailandés – Madrid

b19

“El Yoga proporciona perfección, paz y felicidad duraderas. Gracias a la práctica del Yoga se puede alcanzar la paz mental en cualquier momento, tener un sueño reparador, incrementar la energía, el vigor, la vitalidad, la longevidad y un elevado nivel de salud.”

Swami Sivananda

Originario de la India, el Hatha Yoga es la base de todos los sistemas de yoga, siendo el método más conocido y extendido en Occidente, y actualmente es practicado por millones de personas en todo el mundo.

El Hatha Yoga, llamado también Yoga clásico o Yoga físico, es un conjunto de técnicas psicofísicas cuyo objetivo es armonizar todos los aspectos del ser humano.

Yoga significa “unión”. La unión con uno mismo. La unión del cuerpo con la mente y de la mente con el alma. La unión del individuo con el universo. Ha, significa luna. Y Tha significa sol. Hatha Yoga es la unión del sol (energía vital) y la luna (energía mental). Cuando estas dos energías se unen y se equilibran, se despierta una tercera energía, llamada Kundalini (energía espiritual).

Las prácticas de Hatha Yoga o Yoga físico actúan directamente sobre el cuerpo, la mente y las energías internas, purificando y equilibrando todas sus funciones. El sistema de Hatha Yoga incluye diferentes técnicas y ejercicios físicos, como los asanas o posturas corporales, pranayama o ejercicios de control de la respiración, mudras o gestos psíquicos, bandhas o llaves energéticas, shatkarmas o ejercicios de purificación interna, y técnicas de relajación y meditación.

La práctica de Hatha Yoga fortalece y armoniza el cuerpo. Mantiene los músculos flexibles y la columna vertebral elástica. Actúa muy beneficiosamente sobre los órganos, aparatos y sistemas que conforman el cuerpo físico. A nivel energético, activa y equilibra el sistema de canales de energía (nadis) y centros psíquico-energéticos (chakras). Regula todo el sistema nervioso, relajando profundamente cuerpo y mente. La sangre se recarga de oxígeno y el cuerpo se llena de energía.

A nivel mental, mejora la memoria, desarrolla la concentración, la creatividad, el intelecto y la intuición. Aporta estabilidad y tranquilidad a la mente, ayudando a controlar las emociones y silenciar los pensamientos.

A medida que se avanza en la práctica de Hatha Yoga, se va entrando en un estado mental sereno y tranquilo que permite conectar con otros planos más sutiles del ser. Los objetivos de la práctica de Yoga están en función de los intereses de cada persona. Puede ser desde un medio de relajación, de mantener la salud y “desconectar” del acelerado ritmo diario, hasta una vía de conocimiento de uno mismo y realización personal, de mejorar la capacidad de concentración o una terapia complementaria para personas enfermas. El objetivo lo marca cada practicante. Yoga es un sistema independiente de toda institución, organización, escuela filosófica o religión. Yoga es un camino de experiencia personal, de evolución y crecimiento personal. Un conjunto de técnicas de perfeccionamiento a nivel físico, mental y espiritual, asequibles para todo el mundo.

Nuestras clases de Hatha Yoga combinan ejercicios físicos dinámicos, posturas físicas estáticas (asanas), ejercicios respiratorios (pranayama), relajación guiada y ejercicios de meditación.

THAI YOGA


 RUESI DAT TON: YOGA TAILANDÉS

El Yoga parece haber ejercido una profunda influencia en las artes médicas tailandesas y particularmente en el Masaje Tradicional Tailandés. Las conexiones entre las posturas del Masaje Tailandés y los asanas de yoga son muy conocidas. Así como, las líneas de energía o líneas Sen, que poseen claros paralelismos con los canales Nadi de la tradición yóguica. El Thai Yoga, conocido como Ruesi Dat Ton “ejercicios o auto-estiramiento del asceta tailandés”, se basa en una secuencia de movimientos en los que se trabaja la respiración, coordinación, fuerza y equilibrio. Estos ejercicios eran, y siguen siendo, usados por los monjes budistas después de sus largas sesiones de meditación para estirar los músculos y desentumecer las articulaciones.

El Ruesi Dat Ton o Yoga Tailandés es el fundamento del Masaje Tradicional Tailandés, y comprende ejercicios de respiración, posturas estáticas, ejercicios dinámicos, auto-masaje, recitación de mantras y meditación. Su práctica proporciona control físico y mental, además de una gran elasticidad y fortaleza de todo el cuerpo. Existen muchas similitudes entre las técnicas de Ruesi Dat Ton y algunas técnicas del Yoga Tibetano. Así como algunas posturas, que son casi idénticas a las del Hatha Yoga de la India. Una característica que diferencia esta disciplina de otros tipos de yoga físico, es el método de respiración. El Yoga Tailandés trabaja con la apnea, reteniendo el aire en los pulmones algunos segundos, durante la fase estática de las posturas. Esto ayuda, en gran medida, a oxigenar las células del cuerpo y el cerebro, aumentar la capacidad pulmonar y calmar la mente.

Otra peculiaridad del Thai Yoga es la ausencia de posturas invertidas, a diferencia del Hatha Yoga, que dan gran importancia a posturas como Shirshasana (postura sobre la cabeza), Sarvangasana (postura sobre los hombros), Viparita Karani (media postura sobre los hombros) o Halasana (postura del arado).

Algunos beneficios de la práctica de Ruesri Dat Ton son la eliminación de toxinas, mejora la movilidad de las articulaciones, aporta elasticidad y flexibilidad a los músculos, armoniza el sistema nervioso, reduce el estrés y la ansiedad, mejora la postura y el equilibrio, estimula el sistema digestivo y la circulación, alivia el insomnio, reduce la fatiga y genera fuerza interior.

Los textos clásicos más conocidos del sistema Ruesi Dat Ton son el “Samut Thai Kao” y “El Libro de Medicina”. Estos manuscritos no solo describen las diferentes técnicas de esta disciplina, sino que también atribuyen un beneficio terapéutico a cada postura o ejercicio. En ellos se mencionan más de 60 problemas de salud que pueden ser resueltos con la práctica de Reusi Dat Ton. Existen posturas para el dolor de espalda, malestar abdominal, dolor de cabeza y migrañas, dolor lumbar, hemorroides, mareos y vértigos, nauseas, calambres musculares, problemas en la articulación de la cadera, debilidad en las rodillas, malestar en cuello y hombros, etc. En todo el sistema de Ruesi Dat Ton hay cerca de 300 ejercicios y posturas.

La práctica de Thai Yoga no tiene ninguna contraindicación, y es adecuada para todas las personas, de cualquier edad y complexión física. En nuestro centro impartimos periódicamente talleres de Ruesi Dat Ton, donde se explican los aspectos fundamentales de esta tradición ancestral, sus diferentes técnicas y la correcta ejecución de las principales posturas y ejercicios.

 

C/ Batalla del Salado, 34 esc. izq. 1ºB
Madrid. 28045.
Madrid – capital
Tlf: 91 474 82 81
Email: escuelaraksaeng@gmail.com
Web Site: www.raksaeng.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s