Centre de Ioga i Creixament Personal Els Quatre Vents – Lleida

12

El yoga es una disciplina en el que el objetivo principal es la conexión del cuerpo con la mente y el espíritu. Esto se consigue gracias a las asanas, nombre que hace referencia a las posturas que se realizan en yoga. El yoga es una disciplina que puede ser practicada por todo el mundo, de manera totalmente independiente de su condición física o de su edad, pero evidentemente hay determinadas posturas para las que se requiere algo más de experiencia. En este artículo vamos a ver de la manera lo más breve posible las posturas de yoga de nivel avanzado.

La media luna

La media luna es una postura también conocida como ArdhaChandrasana. Para llevarla a cabo lo único que tienes que hacer es colocarte de pie, con las piernas totalmente estiradas y los brazos en cruz. Comienza a inclinarte hacia un lado, tratando de situar una de tus manos en el mismo lado que el pie que te sostiene hasta que logres formar un ángulo recto con tus piernas.

Esta postura en concreto requiere tan solo de un minuto para ser realizada. No es recomendable para personas que sufren dolores de cabeza, insomnio o tensión baja.

El arco invertido

El nombre yoguístico por el que se conoce al arco invertido se denomina UrdhvaDhanurasana.Quizás sea de los más simples, ya que solo se trata de realizar una forma de arco con nuestro cuerpo de manera invertida. Para ello acuéstate boca arriba con las manos cerca de la cabeza y los dedos apuntando hacia tus hombros. Haz fuerza con tus manos y pies sobre el suelo, estirando las extremidades. Por último eleva el tronco y mueve la cabeza mirando hacia tus manos. Esta técnica no requiere de más de diez segundos para ser ejecutada y, aunque es una de las más complicadas porque hay que tener mucha flexibilidad, sus beneficios son muy grandes.

No está indicada para personas que sufren dolores de espalda, dolor de cabeza, problemas de corazón o diarrea.

Puente con la pierna extendida

Esta postura tiene su similitud con la anterior, pero en realidad es mucho más sencilla llevarla a cabo. Debes acostarte boca arriba, dobla las rodillas apoyando los pies en el suelo lo más cerca de tus glúteos que puedas. Después, comienza a presionar con las piernas hacia el suelo y coloca tus manos en tu zona lumbar, de manera que levantes todo el tronco con los omóplatos, el cuello y la cabeza apoyados en el suelo.

De todas las posturas avanzadas, esta es sin dudarlo la más sencilla. Además, para llevarla a cabo tan solo son necesarios de 30 segundos a un minuto. Si lo deseas, puedes colocar un cojín o una almohada debajo de tu cuello para protegerlo.

 

Site

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s