Satya Yoga Eskola – Álava

10

La práctica del yoga durante el embarazo nos permite vivir conscientemente este periodo y todos los cambios que se van dando durante la gestación. Nos ayuda a relajarnos para disfrutar de este momento tan especial en nuestra vida.

Es una preparación física y mental para el parto y para una buena recuperación después del nacimiento.

Tu cuerpo mejora notablemente, ya que con la práctica alivias e incluso puedes llegar a evitar problemas y molestias de espalda, ciática y otras circunstancias asociadas al embarazo.

El yoga te ayudará a crear un espacio de comunicación íntima para ti y tu bebé. La escuela te ofrece además un entorno en el que compartir tu experiencia con otras mujeres.

Trabajaremos con estiramientos suaves, relajación y respiración. Un auténtico regalo tanto para la madre como para el bebé.

YOGA CON TU BEBE
Vamos a crear un espacio donde vivir la maternidad de manera consciente y más relajada. Nos alejaremos de las expectativas impuestas por el entorno, “tienes que… haz esto… te sentirás así… no hagas….” y buscaremos una experiencia más acorde a cómo cada mujer necesita realmente experimentar su maternidad.

Te proponemos acudir a la escuela con tu bebé para que compartáis una práctica beneficiosa para ambos. A ti te ayudará a recuperarte físicamente después del parto y te proporcionará herramientas para alimentar tu equilibrio emocional y mental. Al bebé le ayudará en el desarrollo en cada una de sus etapas a través de masajes, actividades compartidas…

La práctica del yoga nos ayudará a disfrutar de esta nueva etapa en nuestra vida conociéndonos, relajando, respirando, estirándonos,… Y nos proporcionará un espacio donde compartir la experiencia con otras mujeres.

Si bien el eje central de la propuesta son las madres y sus bebés, la experiencia está también abierta a la participación de las parejas.

Anímate y crea un espacio de comunicación íntima y para ti y tu bebé.

YOGA EN FAMILIA

El yoga en familia es una forma genial de fomentar el encuentro familiar en un ambiente distendido, relajado y diferente. Una forma de compartir con nuestras hijas e hijos mientras realizamos una actividad corporal que, en el caso del yoga, nos ayuda a fortalecer el vínculo afectivo y a comunicarnos con nuestros hijos en un plano diferente al de la comunicación verbal, fomentando valores como la confianza, el respeto y la comprensión.

Una práctica que favorece no sólo la propia armonía y equilibrio, sino también la armonía familiar y la unión.

El yoga en familia, además de los beneficios que la práctica de yoga tiene en sí, favorece aspectos como:

La creatividad y espontaneidad.
La comunicación emocional.
La comunicación energética.
Refuerza la imagen positiva que ambos tienen del otro.
Potencia la armonía familiar.
Trabaja la coordinación en pareja y la sincronización.
Amplía el conocimiento del uno sobre el otro, y el que ambos tienen de sí mismos.

¿Cómo es una sesión de Yoga en familia?

familia-1Se da prioridad a fortalecer el vínculo y la comunicación padre/madre-hija/hijo, por lo que la asanas (posturas) se adaptan a ambas edades y niveles, aprendiendo a respetar el ritmo de aprendizaje de cada persona; y sobre todo se da prioridad a las ASANAS en PAREJA (porque es importante compartir), donde haya comunicación corporal, verbal y emocional.

También trabajamos en grupo, fomentando la interrelación y socialización con el resto de familias.

Se realizarán ejercicios y juegos para aprender juntos a respirar, a concentrarnos, a meditar, a crear, a relajarnos, etc.

Todo ello se realiza en un ambiente cómodo y relajado y con un perfil lúdico y distendido. Cuando algo nos gusta, nuestro humor es mejor, nos relajamos mucho más, los problemas desaparecen, y nos comportamos tal y como somos, sin prejuicios ni vergüenzas.

La expresión corporal es tan importante como la verbal, de hecho cuando no es posible el diálogo, puede ser posible el contacto. Yoga significa unión, por ello practicar yoga juntos puede reducir la separación de distancias generacionales. Las relaciones se estrechan cuando somos capaces de compartir un espacio y un tiempo juntos para simplemente abrirse a experimentar.

Practicar Yoga con tus hijas e hijos te servirá también para recoger técnicas de relajación y concentración que poder luego practicar con tu pequeña o pequeño, planteándolo como un juego que ambos conocéis. Aprender a relajarse será de las mejores enseñanzas que os llevaréis para vuestro día a día.

El Yoga en familia es un momento de juego corporal, relajación y creatividad. Compartir con nuestros hijos e hijas el placer del movimiento, la expresión emocional y la búsqueda serena de calma y armonía, hará una sociedad más pacífica y solidaria.

Puedes venir a practicar con tus hijas e hijos, los hermanos y hermanas, primos y primas, tíos y tías, abuelas y abuelos, amigos, amigas… Sin límite de edad.

 

Site

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s