Aomm.tv – España

Slide-1-SinPromo

Desde su nacimiento, el ser humano está acostumbrado a viajar con la maleta llena, la sociedad nos ha acostumbrado a ello. Desde niños tendemos a acumular posesiones, ideas, conceptos, creencias. Estamos tan habituados a ello que la palabra vacío nos da miedo, nos crea ansiedad y nos hace sentir inseguros.
Lo más triste de todo, es que la mayoría de la gente, acepta esa forma de vivir para toda su vida, buscando fuera de si mismo lo que siempre ha estado ahí, dentro del mismo ser.
Llenar en exceso nuestra vida ensombrece nuestra verdadera esencia, crear espacio nos ayuda a ver con claridad, sin velos ni mascaras.
El vacío es bello, y hay que honrarlo, ya que es ahí donde conectamos con nuestro yo superior, con nuestra verdad y con nuestro propósito en la vida.
La senda del yoga es el único camino para conseguir espacio en nuestra vida, y volver a lo que siempre hemos sido, seres únicos destinados a ser felices.

Pasos para crear espacio
– Siéntate cada mañana en silencio, toma lápiz y papel, no hagas nada más, solo piensa en tu vida, en qué posición te encuentras y hacia donde te diriges.
– Piensa en lo que te hace feliz, o podría hacerte feliz, escríbelo.
– Una vez sepas realmente lo que quieres, pregúntate “cómo conseguirlo”, anota tus ideas.
– Ahora que ya sabes el “qué” y el “cómo”, ha llegado el momento de eliminar todo aquello que no necesitas, deshazte de lo que no forma parte de tu esencia, que ocupa espacio y te resta energía.
– Practica tu meditación diaria, céntrate en tu corazón y no en tu mente. Siente el vacío, tu respiración. Las respuestas llegarán automáticamente.
– Esfuérzate en ser tu mejor yo. Aliméntate bien, nutre tu cuerpo, se selectivo, no llenes tu vida por llenar, dirige tu energía correctamente, no la malgastes.
– Estira tu cuerpo a través de las asanas, de esa forma crearás espacio en el canal central “sushuma”, situado a lo largo de tu columna vertebral.
– Descarta todas esas ideas y creencias que te han acompañado y has aceptado durante toda tu vida, sin ni siquiera meditar en ellas.
– Toma la decisión y el compromiso de ser feliz, tu verdadero destino.

MEJORA LA CONCENTRACION CON MEDITACION

El ser humano vive la mayor parte del tiempo sumido en un estado de caos mental. Esto se debe a la tendencia natural del pensamiento hacia la dispersión y la agitación (rajas). De hecho, en Yoga la mente es conocida como “el gran pájaro” o “el mono loco” porque salta de un pensamiento a otro rápidamente. Esta dinámica inestable y caótica, disipa la energía mental, disminuye la capacidad de enfoque y concentración en las actividades cotidianas, el trabajo o las relaciones sociales, y dificulta la permanencia en el aquí y ahora.

Afortunadamente, existe una solución, que pasa por el trabajo individual, constante y comprometido con la causa. Las herramientas nos las brinda el Yoga. Ya Patanjali lo dejó por escrito en sus aforismos: “Yoga es la cesación de las fluctuaciones de la mente”

Dharana es el término sánscrito que significa concentración. Existen multitud de técnicas para trabajar y mejorar la concentración, algo muy deseable para todos, que nos permite vivir más plenamente cada día y llevar a cabo nuestras tareas con éxito y en menor tiempo.

Aquí describiremos sólo tres de ellas:

1. Tratak. (Fijar la mirada). La fijación de la mirada conduce a la fijación de la mente. Tratak consiste en contemplar un objeto, lo más habitual es utilizar una vela, alternando la contemplación con la visualización mental del objeto, con los ojos cerrados. La vela debe estar colocada a la altura de los ojos, y a una distancia de un metro aproximadamente.
Sentado en posición de meditación, comienza regulando tu respiración para pasar después a fijar tu mirada en la llama de la vela. No parpadees, pero tampoco lo mires fija y forzadamente. Relaja los párpados y sostén tu mirada sobre la llama de la vela. Notarás picor y/o escozor en los ojos, sentirás ganas de cerrarlos, posiblemente broten lágrimas de tus ojos. Esto es normal, no te alarmes, simplemente intenta mantener los ojos abiertos el tiempo que puedas. Después ciérralos y visualiza la misma llama de la vela en tu pantalla mental. Cuando esta imagen se disipe vuelve a abrir los ojos y repite el ejercicio.

2. Nasagra- drishti. (Contemplación nasal). Dirige la mirada a la punta de la nariz, después cierra los ojos pero manteniendo la mirada hacia la nariz. También puedes dejar los ojos entornados. En este caso, debes evitar el parpadeo, pero sin forzar en exceso. Regula la respiración y mantén tu mente atenta al ejercicio.

3. Brahmadya-drishti. (Contemplación frontal). En este caso la mirada debe dirigirse al entrecejo, sede de ajna chakra. De igual modo que en los casos anteriores evita el parpadeo y el sobreesfuerzo. Descansa tantas veces como necesites.

Al terminar tu ejercicio (cualquiera de los tres) frota las palmas de las manos una contra la otra, cuando estén bien calientes, forma dos cuencos con ellas y cubre los ojos para que descansen en la calidez y la oscuridad que les brindan tus manos.

Estas técnicas descritas son esencialmente yoguis; además de potenciar la capacidad de concentración, fortalecen el nervio óptico e inducen a estados de meditación.

Si quieres practicar estas y otras técnicas de yoga guiado por un profesional cuando y donde tú quieras únete a Aomm.tv

Fuente

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s